loveshop
`

La Homosexualidad en la Grecia Antigua

Thabu mayo del 2012 0 715 visitas

La homosexualidad era un hecho común y corriente en la Antigua Grecia y las relaciones entre dos hombres era un hecho socialmente aceptado, además se hablaba y se escribía sobre el amor homoerótico con toda la naturalidad del mundo. Los griegos suponían que los hombres que amaban a otros hombres emularían, imitarían y tratarían de parecérseles, mientras que aquellos que amaban a las mujeres acabarían pareciéndose a su amada. Es decir que en la medida que más amabas a un hombre eras más hombre. Este enunciado o pensamiento está reflejado en el discurso de Aristófanes en el “Banquete” de Platón y que cita muy bien Leopoldo Alas en su libro “Hablar desde el Trapecio”:

“ Quienes aman a hombres y sienten placer en acostarse con hombres y en ser abrazados por hombres son también los muchachos más hermosos y jóvenes, y – naturalmente – los más masculinos.’ ”… “Una prueba clara de esto nos da el hecho de que, una vez adulto son los únicos que se comportan como hombres en sus carreras públicas. ”
La literatura griega popular de aquel entonces estaba llena de proezas homoeróticas de personajes típicamente masculinos como Zeus, Heracles, Ganímedes, Aquiles o Patroclo entre otros muchos. Igualmente su arte estaba pleno de hermosas imágenes donde se muestra el amor entre jóvenes u hombres, entre mortales masculinos y sus varoniles dioses. Aristóteles consideraba igualmente la homosexualidad como algo natural, y en su libro Ética a Nicómaco ya hace una distinción entre el homosexual pasivo y el activo, cito en esta oportunidad a Roger Benito Juliá que a su vez cita a Aristóteles:
“Esta disposición se da naturalmente en ciertas personas”… “ cuando la naturaleza es responsable, a nadie se le ocurriría llamar inmorales a esas personas en mayor medida que a las mujeres, porque en el coito éstas son más bien pasivas que activas ” … “ Y el que un individuo con esta disposición la venza o ceda a ella no es un problema moral propiamente dicho.”
En la Grecia de los grandes filósofos no se les juzgaba a las personas o a sus ciudadanos sobre la base del sexo o preferencia sexual, en aquel entonces el calificativo era personas “castas” o “no castas”, “casadas” o “célibes”, nunca en categorías de homosexual o heterosexual, pues estas categorías no existían en el mundo helénico. En la Antigua Grecia no se concebía la orientación sexual como identificador social, cosa que sí se ha hecho y se sigue haciendo en las sociedades occidentales en el último siglo. La sociedad griega no distinguía el deseo o comportamiento sexual por el sexo biológico de quienes participaran, sino por cuánto se adaptaba dicho deseo o comportamiento a las normas sociales. Estas normas se basaban en el género, la edad y el estatus social.
Entre las parejas más famosas que se conocen del mundo heleno podemos hablar de Aquiles y Patroclo, Eurípides y Agatón de Atenas, Alejandro Magno y Hefestión, y la relación amorosa de Epaminondas y su amigo y soldado Cafisodoro ambos asesinados en la Batalla de Mantinea, los cuerpos de estos guerreros y amantes fueron enterrados juntos, pues su amor era bien conocido por todos los soldados griegos y ni siquiera en la muerte quisieron separarlos.

Fuente: Mínimos y maximos

Deje su Respuesta »


5 × nueve =