Muxes
`

¿Cómo saber si se ha contraido el VIH o SIDA?

Thabu septiembre del 2012 0 214 visitas

Podemos saberlo mediante un examen de sangre sencillo. Este examen nos indica si esa persona tiene anticuerpos frente al VIH, lo cual determina que ha contraído el virus.

Si usted ha tenido cualquier comportamiento de riesgo y desea saber si ha contraído el VIH, debe hacerse este examen. Algunas personas sufren de lo que se llama “infección aguda” del VIH, es decir, se enferman con síntomas parecidos a los del dengue o de una fuerte gripe a las dos a cuatro semanas de la transmisión. Pero aproximadamente la mitad de las personas portadoras no notan nada.

Sin embargo, si usted sospecha que la transmisión ha ocurrido sólo recientemente, recuerde que hay la posibilidad que el examen de anticuerpos salga negativo, a pesar de tener el VIH.
Entonces se tiene dos alternativas: esperar de tres a seis meses para hacerse el examen de anticuerpos de VIH, o hacerse lo que se llama un examen de “carga viral” con la asistencia de un médico infectólogo que sí detecta la presencia del virus al poco tiempo de la transmisión.
Las pruebas son absolutamente voluntarias y nadie puede obligar a un persona a someterse a ellas. La exigencia de la prueba sin consentimiento es un acto ilegal que debe ser denunciado.

¿Qué mide el examen de VIH?

Este examen es un análisis de sangre que detecta la presencia de anticuerpos al VIH en la sangre del paciente.
Los anticuerpos son proteínas en la sangre producidas por el sistema inmune para combatir un germen específico.
Si la prueba es positiva al detectar anticuerpos contra el VIH, decimos que esa persona es seropositiva o portadora del VIH.
El cuerpo humano normalmente produce anticuerpos para luchar contra enfermedades. En el caso del VIH los anticuerpos solamente muestran que la persona es portadora del VIH.
Ser portador del VIH no es lo mismo que tener SIDA.
Pero ser portador sí significa que el virus está presente en el cuerpo y que, de no tomar las precauciones correspondientes, puede transmitírselo a otras personas, aunque se sienta bien y no tenga síntoma alguno.

¿Qué tan certero es el examen de VIH?

A pesar de que la prueba debe tener una precisión del 99.5%, en nuestro país los laboratorios frecuentemente no tienen el cuidado necesario para hacerla. Por ejemplo, en EEUU, todo examen al salir positivo para anticuerpos mediante la prueba de ELISA, automáticamente se confirma mediante otra prueba llamada “western blot”. No todos los laboratorios hacen esto.
De todas formas, un resultado positivo siempre debe ser confirmado por un segundo análisis. Lo mismo aplica para las pruebas rápidas que están en el mercado desde noviembre de 2002. Todo resultado positivo debe ser reconfirmado.
Debemos también tener en cuenta que una persona, tras contraer el VIH, tarda un tiempo variable de entre tres semanas hasta tres meses en desarrollar los anticuerpos. Durante este período los exámenes de VIH podrían resultar negativos a pesar de ser portador del VIH. Por eso se sugiere esperar entre tres y seis meses del último contacto sexual o sanguíneo sin protección para hacerse el examen y tener resultados definitivos. El 5% de las personas demoran más de tres meses en producir los anticuerpos contra el VIH que se detectan en el examen.
Por esta razón es tan importante tomar las precauciones debidas, ya que CUALQUIER PERSONA PUEDE TENER VIH, aunque parezca absolutamente sana.

¿Para qué hacerse un examen de VIH?

Para saber si Usted lo ha contraído y proteger a sus seres queridos (esposo/a, pareja) usando siempre preservativos en las relaciones sexuales y nunca compartiendo agujas con ellos.
Para evitar un embarazo en la mujer, o en caso de ya estar embarazada, tomar las precauciones correctas para no transmitirlo al bebé durante el parto y evitar amamantarlo después de nacido.
Para empezar a recibir ayuda médica inmediata, existen distintas drogas para retardar el desarrollo de la enfermedad, mejorar la calidad de vida y prolongar la vida de una persona con VIH hasta las expectativas de vida de una persona normal. Es decir, mientras más pronto sepa que tiene VIH, mejores cuidados podrá tomar para vivir una vida larga y sana
El examen de VIH debe hacerse sólo con su consentimiento y sus resultados deben ser confidenciales. Aparte recuerde que un resultado positivo siempre debe ser reconfirmado con otros exámenes.
También es importante tener con quién hablar antes y después del examen para detallar exactamente lo que significa un resultado positivo o negativo. Es natural estar nervioso al hacerse este examen, por eso es bueno consultarlo antes y después con su médico, con un sicólogo o con un grupo de apoyo especializado en temas de VIH.

¿Qué significa un resultado positivo?

Que se encontraron anticuerpos del VIH en su sangre.
Que es portador del VIH. No significa que tenga SIDA. Recuerde, contrario a lo que era hasta hace pocos años atrás y gracias a los nuevos medicamentos, el VIH ya no es una sentencia de muerte si toma los cuidados apropiados.
Que puede transmitírselo a otra persona si mantiene relaciones sexuales sin protección (sin preservativo).
Que en caso de quedar embarazada puede transmitírselo a su bebé antes de nacer, durante el parto o al darle de lactar.
Que en caso de ya estar embarazada debe comenzar un tratamiento inmediatamente para evitar el traspaso de VIH a su bebé.
Que no puede donar sangre, ni tener contacto directo de sangre con sangre a través de agujas o jeringuillas con otras personas por riesgo de transmisión.
Que debe protegerse de por vida en sus relaciones sexuales para no correr riesgo de re-infección (contraer otra variación de VIH). Esto significa que debe evitar que el VIH vuelva a ingresar en su organismo, ya que eso aumenta la posibilidad de deteriorar su salud y desarrollar SIDA.
Que podrá continuar con sus actividades cotidianas siempre y cuando siga un tratamiento médico adecuado, cuide su salud y alimentación.

¿Qué significa un resultado negativo?

Que no se encontraron anticuerpos del VIH en su sangre, pero que para estar seguro del resultado de su análisis debe esperar entre tres y seis meses después de la situación de riesgo en la que pudo haberlo contraído y repetir el examen.
Que debe tomar todas las precauciones posibles para no volver a exponerse al VIH, usando siempre preservativos en sus relaciones sexuales y no compartiendo agujas.
Que si no vuelve a tener ninguna conducta de riesgo, podrá donar sangre, lo que siempre es un acto solidario.
No significa que nunca podrá contraer el VIH en el futuro. Esa posibilidad existe cada vez que se descuida y se expone a situaciones de riesgo.

Cualquiera que sea su resultado:

Protéjase: nunca tenga relaciones sexuales sin preservativos a menos que sea con su pareja estable y sean 100% fieles el uno al otro. Si un miembro de la pareja tiene una infidelidad sin precaución, es preferible usar preservativos con su pareja hasta poder confirmar, con un examen de VIH por lo menos tres meses después de la situación de riesgo, que esa persona no ha contraído el virus. Recuerde, una sola vez es todo lo que toma al VIH entrar en su cuerpo.
Protéjase: nunca comparta agujas, jeringuillas o artículos corta punzantes con otras personas aunque parezcan sanas y saludables.
Protegerse significa evitar que sangre, líquido preseminal, semen o fluido vaginal ingresen a su cuerpo. Protegerse también significa no dejar que su líquido preseminal, semen, sangre o fluido vaginal ingresen en el cuerpo de otra persona.
No done sangre si sospecha haber estado en contacto con el VIH.

 

Deje su Respuesta »


nueve − = 4