Martha Vanessa


Nueva biografía de Humboldt insinúa que era gay

Publicado en: Abril 20, 2017 | por: Thabu | Gente

9 visitas

En la Invención de la Naturaleza Andrea Wulf recapitula la intrépida vida del explorador y científico alemán que fundó una nueva visión del mundo natural.

Cerca de la cima del Chimborazo, a 5.917 metros de altura y tras una larga travesía de casi dos años por Suramérica, el alemán Alexander von Humboldt comenzó a esbozar una nueva teoría de la naturaleza. Entre la nieve que cubría el volván ubicado a unos 160 kilómetros de Quito, Humboldt pensó que todo el mundo natural constituía una sola y misma red de conexiones vitales.

Más tarde acuñó el término Naturgemälde para referirse a esa unidad o integridad del mundo natural. Un concepto que se oponía a la estricta jerarquía taxonómica en la que habían caído sus antecesores al interpretar las relaciones entre especies animales y vegetales.

“La naturaleza es una totalidad viva… no un conglomerado muerto”, escribió Humboldt en sus diarios de viaje y a partir de ellos la escritora Andrea Wulf reconstruyó la vida del gran explorador y científico alemán en un libro titulado La Invención de la naturaleza (Editorial Knopf 2015 – inglés-  y Taurus 2017 -español-).

En esta nueva biografía, Wulf explora la influencia de Humboldt en grandes poetas como Wordsworth y Goethe, en políticos como Simón Bolívar y Thomas Jefferson, pero sobretodo como sus ideas cimentaron la ecología y la teoría de la evolución.

Wulf nació en India, luego vivió un tiempo en Alemania y hoy en día reside en Londres. Es profesora de Historia del Diseño en el Royal College of Art y colaboradora de periódicos como The Guardian y The New York Times.

En el libro Wulf abordó un tema que siempre ha rondado la memoria del gran naturalista alemán: su orientación sexual. “Humboldt no se casó jamás. De hecho, en una ocasión dijo que un hombre casado era siempre un hombre perdido y tampoco se supo nunca de ninguna relación íntima con mujeres. Por el contario, sí se obsesionaba a menudo con sus amigos masculinos, a los que escribía cartas en las que confesaba su amor eterno y ferbiente”, escribió Wulf.

Antes de embarcarse a Suramérica con su escudero científico, Aimé Bonpland, Humbold había vivido un par de amistades especialmente íntimas en Europa. “Durante toda su vida, tuvo relaciones de ese tipo, en las que no solo proclamaba su amor sino que exhibía una sumión poco habitual en él”, plantea Wulf. Por ejemplo, en una carta escribió a un amigo “mis planes dependen de los tuyos” y en otra “puedes darme órdenes, como a un niño, y siempre me encontrarás obediente y sin protestas”.

En su época, un periódico insinúo que quizá era homosexual al referirse a “la persona con la que duerme”. La esposa de su hermano, Caroline von Humboldt, decía que “nunca habrá nada que influya de verdad en Alexander si no le llega a través de algún hombre”.  Y un cuarto de siglo después de morir, el poeta Theodor Fontane lamentó que una biografía del naturalista no mencionara “sus irregularidades sexuales”.

Según Wulf, hasta el sabio José de Caldas se molestó al ser rechazado por Humboldt para integrarse a su expedición hacia Perú y, en cambio, si aceptó a Carlos Montúfar, el rico heredero de un gobernante en Quito. En una carta dirigida a José Celestino Mutis, Caldas escribió que Montúfar había pasado a ser el “adonis” de Humboldt.

“Humboldt nunca explicó la naturaleza de esas amistades masculinas, pero es probable que fueran platónicas, porque reconocía que no tenía necesidades sensuales. Lo que hacía en su lugar era escapar a la naturaleza o sumergirse en una actividad agotadora. El cansancio físico le alegraba y la naturaleza calmaba “los instintos salvajes de las pasiones”, recuerda Wulf en su libro.

Mas allá de las tres o cuatro páginas dedicadas a tratar este aspecto de la vida privada de Humboldt, el resto del libro es un apasionante recuento de un científico que supo mezclar la imaginación y la ciencia para construir una nueva visión del mundo natural.

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.elespectador.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.